A mí plín

15.00
A mí plín

En torno a la revolución Gloriosa, la gente decía "A mí Prim" para indicar su posicionamiento político en contra de argumentos monárquicos y conservadores.
De ahí se fue corrompiedo hasta llegar a "A mí plím".
Esta expresión no tiene nada que ver con colchones, ahora ya lo sabes ;)